Cobran su sueldo 60 años después.

Miles de mexicanos que emigraron a Estados Unidos para compensar la escasez de mano de obra durante la Segunda Guerra Mundial podrían recibir millones de dólares en compensación.

Un arreglo judicial acordado esta semana entre los representantes legales de los trabajadores y el gobierno de México, establece que cada uno de los trabajadores que participaron en el Programa de Braceros tienen derecho a recibir hasta US$3.500 en compensación.

A estos trabajadores, con permisos temporales de trabajo, se les llamó braceros porque la mayoría de los trabajos que hacían requerían la fuerza de sus brazos, como recolectar cosechas o tender líneas de ferrocarril.

“Es la primera vez en más de 60 años que se les ofrece algún tipo de compensación a estos braceros”, le dijo a BBC Mundo Joshua Karsh, uno de los abogados que introdujo la demanda. Se calcula que entre 1942 y 1946 entre 200.000 y 300.000 trabajadores participaron en el programa.

En ese época, los acuerdos entre los dos países establecían que Estados Unidos debía retener el 10% del salario de los trabajadores y mandarle el dinero al gobierno mexicano.

La idea era que los trabajadores tuvieran un ahorro cuando se acabaran sus permisos de trabajo, además de un estímulo para regresar a su país.

Pero muchos de ellos ni siquiera sabían que se les estaba reteniendo ese dinero ni que podían reclamarlo al regresar a México.

El gobierno mexicano, que nunca ha admitido ninguna responsabilidad en el asunto, estableció hace tres años un programa para devolverle ese dinero a los braceros que viven en México.

Pero como muchos de los braceros se quedaron o volvieron a emigrar hacia Estados Unidos, no tenía posibilidad de cobrar esa compensación.

Por eso, en 2001 un grupo de abogados introdujo la demanda en nombre de los afectados y sus familiares que viven o son ciudadanos de Estados Unidos. Esta fue la demanda que condujo al arreglo de esta semana.

Braceros y reforma

Para cobrar su compensación, los trabajadores que estuvieron en este programa de braceros tienen que presentar los documentos originales que prueben que trabajaron en Estados Unidos en esos años.

“Lamentablemente, muchos de ellos ya han muerto. Pero sus cónyuges o sus hijos todavía tienen el derecho de reclamar el dinero”, explicó el abogado Karsh

Agrega que este hecho podría sentar un precedente para ser considerado en la discusión de la posible reforma de las leyes migratorias, que los dos candidatos a la presidencia han prometido hacer un tema de sus primeros meses de gobierno.

“Lamentablemente, la economía está cobrando más importancia que la inmigración”, apunta Karsh. Pero advierte que a pesar de los problemas de la economía, “nunca nadie debería tener que pasar por esto de luchar durante 60 años para recuperar un dinero que le pertenece”.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: