TRISTE FINAL DE ESTE ATLETA DOMINICANO EN NEW YORK.

NUEVA YORK.- David Díaz, un joven dominicano de 19 años de edad, destacado jugador de fútbol en su escuela secundaria y militante cristiano en una iglesia del Alto Manhattan, jugaba a los “huevazos” con varios de sus amigos más cercanos.

Una regla del juego establece que cuando se tira primero y los demás vienen detrás, hay que tratar de esconderse para no ser sorprendido. Díaz se percató de que sus “adversarios” iban subiendo al techo después que él alcanzara a algunos de ellos con su certero brazo y trató de esconderse, pero en vez de cruzar por un bajo muro que divide un edificio de otro, trató de saltar de un techo a otro, muriendo horas después en el hospital San Lucas a donde ingresado de emergencia y con fracturas múltiples.

NUEVA YORK.- David Díaz, un joven dominicano de 19 años de edad, destacado jugador de fútbol en su escuela secundaria y militante cristiano en una iglesia del Alto Manhattan, jugaba a los “huevazos” con varios de sus amigos más cercanos.

Una regla del juego establece que cuando se tira primero y los demás vienen detrás, hay que tratar de esconderse para no ser sorprendido. Díaz se percató de que sus “adversarios” iban subiendo al techo después que él alcanzara a algunos de ellos con su certero brazo y trató de esconderse, pero en vez de cruzar por un bajo muro que divide un edificio de otro, trató de saltar de un techo a otro, muriendo horas después en el hospital San Lucas a donde ingresado de emergencia y con fracturas múltiples.

La tragedia del deportista que asistía a una iglesia cristiana en el Alto Manhattan junto a su madre, ocurrió en la calle 135 y avenida Broadway en el sector Hamilton Heitghs al Oeste de Harlem.

Una tía aclaró a medios locales que su sobrino nunca estuvo envuelto en pandillas como se comentó en el vecindario y que era un estudiante muy aplicado y dedicado a su deporte favorito: el fútbol americano.

Su sueño americano quedó hecho pedazos en el pavimento junto con su atlética anatomía y su familia destrozada por el impacto de su muerte.

El edificio de cuyo techo cayó Díaz a eso de las 1:30 de la tarde de ayer tiene seis pisos y él estaba casi uno más arriba. David Ruiz de 48 años de edad presidente de la Asociación de Inquilinos dijo que escuchó un fuerte ruido, como si se tratara de una explosión.

“Primero golpeó un aire acondicionado y luego cayó a tierra, pero cuando los paramédicos llegaron, él todavía estaba vivo y habló incluso con ellos”, añadió Ruiz.

Una de las alarmas de seguridad en el techo se rompió. Dos cartones (huacales) de una docena de huevos cada uno, quedaron en el techo como evidencia del pesado juego. Rosa Díaz, la destrozada madre de David dijo que éste era su bebé y lo describió como un buen muchacho.

“Esto no debió haber sucedido nunca, es terrible y quiero encontrar la paz”, añadió la inconsolable mujer en su apartamento de El Bronx. La víctima jugaba con el equipo de la escuela secundaria Westside y formó parte del equipo “Jaguares” de Harlem, recordó su entrenador Pablo Rosario.

Ganó el título como Jugador Defensivo del Año.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: