RD establece alerta epidemiológica en la frontera con Haití

 

La confirmación de varias epidemias que amenazan a los haitianos después del paso por el empobrecido país de las tormentas tropicales y los huracanes de agosto y septiembre, han motivado que las autoridades dominicanas establezcan una alerta epidemiológica en toda la franja fronteriza de más de 350 kilómetros para tratar de prevenir sus efectos en el territorio nacional.

La confirmación de varias epidemias que amenazan a los haitianos después del paso por el empobrecido país de las tormentas tropicales y los huracanes de agosto y septiembre, han motivado que las autoridades dominicanas establezcan una alerta epidemiológica en toda la franja fronteriza de más de 350 kilómetros para tratar de prevenir sus efectos en el territorio nacional.

Los controles sanitarios en todos los puntos de acceso comprendidos desde Pedernales hasta Dajabón se intensificaron este fin de semana con el fortalecimiento de los operativos de vigilancia y supervision a cargo de la secretaría de Salud Pública con el apoyo de la Oficina Panamericana de la Salud, la Cruz Roja Internacional y otras instituciones internacionales especializadas en esas labores.

Las autoridades hatianas han detectado casos de infección respiratoria, diarrea, afecciones de piel, paludismo, infecciones vaginales, urinarias y de la vista.

Dicho organismo interviene en Puerto Príncipe, Cabaret, Arcahaie y Petit-Goave (en el departamento oeste) Gonaives (norte) y Jacmel (suroeste).

En Gonaives, la ciudad más afectada por las lluvias, el 40 por ciento de los 722 casos atendidos por la Cruz Roja en cinco días son de infecciones vaginales, urinarias y de la vista, indicó la fuente, mientras que el Ministerio de Salud Pública señaló que hay sospechas de casos de carbunco.

“Esta situación nos causa preocupación”, dijo a los periodistas el director del ministerio de Salud Pública, Gabriel Thimotée, quien aseguró que un solo caso de carbunco significa que en el país hay una epidemia.

“Estamos en una fase de documentar los casos para estar seguro de que son verdaderamente carbunco, para tener una acción conjunta con el ministerio de Agricultura, que tiene que ver también con esta enfermedad que concierne a humanos y animales”, puntualizó Thimotée.

El carbunco procede de “un microbio muy resistente que tiene larga vida”, explicó la doctora Lise Marie Déjean, especialista en salud comunitaria.

La causa de la contaminación en el país tras las fuertes lluvias podría atribuirse a que muchos de los animales que fallecieron durante el temporal no fueron sepultados a tiempo.

No obstante, Thimotée dijo que las autoridades han desinfectado los pozos, las letrinas y los canales e indicó que los problemas surgidos con los cadáveres de personas y de animales fueron “bien manejados”.

De los 793 fallecidos por las inundaciones, 466 se registraron en Gonaives, según datos de Protección Civil.

Las autoridades locales de Gonaives aseguran que en la ciudad todavía se contabilizan 3.000 metros cúbicos de lodo.

En Arcahaie, también muy afectada por las inundaciones, hay más casos de varicela que en las otras regiones, informó la Cruz Roja, que también se mostró alarmada de los casos de malnutrición registrados en los albergues provisionales.

“Hay que repensar la gestión de los albergues provisionales”, recomendó el organismo internacional.

Paralelamente, la institución estimó que, en estos momentos, los desafíos humanitarios en Haití son “cruciales”.

“Hay que hacer algo rápido con las cuestiones de saneamiento a nivel de las aguas, de los albergues y del medio ambiente”, puntualizó.

El Gobierno de Haití dirige un plan de vigilancia epidemiológica con un presupuesto de 26 millones de dólares, que incluye labores de saneamiento, fumigación, rehabilitación y reconstrucción de hospitales o reemplazamiento de equipos y materiales médicos, de clínicas móviles, vigilancia epidemiológica y de apoyo sicológico, informó el ministerio de Salud Pública.

Varias misiones fueron reforzadas en el terreno con el apoyo de especialistas de epidemiología del Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de Estados Unidos y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El funcionario pidió a sus compatriotas “no caer en el pánico” y llamó a la población a proveer información a las autoridades acerca de la situación.

“La suerte de Haití es que nunca hemos tenido casos de cólera, pero debemos vigilar esto porque podría crear grandes problemas”, agregó.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: