¿Y ahora qué Señor Presidente?

Señor Presidente, ahora que el pueblo le dio un merecido voto de confianza, y observando el panorama económico mundial, con una gran crisis alimentaria a la vuelta de la esquina, sería bueno que usted dedique todas sus fuerzas al campo, a la agropecuaria y deje a un lado el cemento y la varilla.

El pueblo quiere ahora que usted pase de albañil a agricultor. Ya mucho se ha construido, aunque falta todavía mucho por hacer, pero se requiere de usted una mayor presencia en los campos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: