Ni En Los Tiempos Del Oeste, Ni De Vakero Que Sea.

En la Policía Nacional existe un código, extra oficial, utilizado por algunos comandantes para ordenar la ejecución de los criminales más peligrosos y reincidentes. El subalterno puede recibir la orden de asesinar de un disparo en la cabeza al delincuente o dejarlo minusválido disparándole en ambas rodillas. Poner a un criminal en “29” significa matarlo…Leer Mas

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: